LCI o Treasury Direct: ¿Cuál es la mejor opción para invertir?

✅ En este artículo aprenderás:

CDB 220% de CDI con liquidez diaria.

El mercado de inversión presenta varias oportunidades para quienes desean proteger o monetizar sus activos. En este contexto, una pregunta común en renta fija, ya sea con inversores principiantes o experimentados, es elegir entre LCI y Treasury Direct.

Como característica central, ambos destacan por su seguridad y previsibilidad de retorno. Por lo tanto, se consideran inversiones de bajo riesgo. Sin embargo, hay distinciones que pueden ser importantes para respaldar su elección.

¿Quiere saber más? ¡Siga leyendo para conocer las características de Tesouro Direto y LCI y encuentre la mejor opción para su perfil!

¿Qué es Tesoro Directo?

El Tesoro Directo consiste en el programa a través del cual se negocian los valores públicos del Gobierno Federal. Fue creado en 2002 por el Tesoro Nacional con el objetivo de facilitar el acceso de las personas al mercado de inversión.

Por lo tanto, la creencia de que la Tesorería Directa es una modalidad de inversión no es correcta. De hecho, se presenta como la plataforma donde los inversionistas pueden adquirir productos como la Tesorería Selic, la Tesorería IPCA+ y la Tesorería Tasa Fija.

¡Mira cómo funcionan las aplicaciones!

Características

Como ha visto, los bonos del Tesoro Directo son alternativas de renta fija. Por lo tanto, hay previsibilidad con respecto a sus ingresos. Al estar garantizados por el Gobierno Federal, su principal característica es la seguridad, siendo considerados los más seguros del mercado.

Los intereses sobre las inversiones se pueden otorgar de tres formas diferentes: tasa fija, tasa variable e híbrida. Los valores de tasa fija son aquellos en los que el interés de inversión se muestra en el momento de la inversión y no cambia hasta el vencimiento.

Por otro lado, los valores de tasa flotante no tienen tal previsibilidad. En este caso, los rendimientos sólo se conocerán en el momento del rescate. La razón de esto es que esta aplicación tiene su interés ligado a la tasa Selic.

Finalmente, los bonos híbridos son aquellos en los que hay un porcentaje de interés fijo y otro variable –que sigue el Índice Amplio de Precios al Consumidor (IPCA). Por tanto, es un producto que garantiza una rentabilidad por encima de la inflación si el inversor espera hasta su vencimiento.

Además de la rentabilidad, otro aspecto relevante de la Tesorería Directa es la incidencia del Impuesto sobre la Renta en los beneficios de los valores. En este caso, la tasa sigue la tabla regresiva de IR de la siguiente manera:

  • hasta 180 días: 22,5%;
  • de 181 a 360: 20%;
  • del 361 al 720: 17,5%;
  • a partir de 721 días: 15%

Ventajas y desventajas

Invertir en bonos del gobierno puede ser una alternativa interesante. Una de las ventajas se refiere a la accesibilidad. Incluso aquellos que tienen poco dinero o no tienen mucho conocimiento sobre finanzas pueden dejar parte de su capital en esta categoría de aplicación.

Además, como hemos visto, los bonos del Tesoro Directo son las inversiones más seguras del mercado. Al estar garantizado por el Tesoro Nacional, los riesgos de incumplimiento son bajos, incluso en comparación con otras opciones de renta fija.

La liquidez diaria es otro punto positivo de estos valores. Esto significa que el inversor puede redimir su capital invertido antes de su vencimiento en tan solo un día hábil. La recompra es un compromiso del gobierno.

Pero se necesita atención. Los valores, especialmente los de tasa fija y los híbridos, son susceptibles de ajuste al mercado. Por lo tanto, el valor puede fluctuar positiva y negativamente todos los días. Como el rendimiento pactado solo se garantizará al vencimiento, es posible incurrir en pérdidas con la redención anticipada.

¿Qué es LCI?

La carta de crédito inmobiliario (LCI) es un título valor emitido por bancos e instituciones financieras. Funciona como una estrategia de recaudación de fondos para que estas organizaciones inviertan en el sector inmobiliario.

Así, al adquirir este producto, el inversor presta dinero a estas instituciones y, a cambio, recibe los intereses de la operación -como ocurre en Tesorería Directa-. La diferencia radica en el emisor del bono.

¡Saber más!

Características

En términos de rentabilidad, LCI tiene características similares a los bonos del gobierno. De esta forma, los tipos de interés de tu rendimiento pueden ser fijos, flotantes o híbridos.

En cuanto a la garantía, la garantía está cubierta por el Fondo de Garantía de Crédito (FGC). Cubre el pago si la institución quiebra. El límite es de R$ 250.000 por CPF y emisor, con techo global de R$ 1 millón, renovado cada cuatro años.

Además, una de las principales características de LCI es la exención del impuesto a la renta sobre las ganancias. El objetivo es atraer a más inversionistas a esta modalidad y, así, obtener más capital para este sector, que es considerado uno de los principales de la economía.

Ventajas y desventajas

Invertir en cartas de crédito inmobiliarias puede ser una alternativa interesante para los inversores que buscan ampliar su potencial de rentabilidad. Con la exención del IR, es posible que LCI gane más que el Tesoro u otras alternativas de renta fija.

Por otro lado, la liquidez de este valor es baja. Generalmente, la redención ocurre solo al vencimiento. En valores que ofrecen liquidez diaria, sólo es posible después del período de gracia de 90 días.

Además, es común que las LCI exijan un mayor valor inicial de inversión para el inversionista. Esto restringe el público que puede hacer aplicaciones en este producto.

¿Cómo elegir lo mejor entre LCI o Hacienda Directa?

Como comprenderá, los bonos del Tesoro Directo y LCI tienen similitudes y diferencias entre ellos. Ambos son seguros y suman ventajas para el inversor. Por lo tanto, elegir la mejor alternativa puede no ser una tarea sencilla.

En este contexto, es importante pensar en tu perfil de inversor y tus objetivos financieros. LCI puede adaptarse mejor a perfiles conservadores con foco en el medio y largo plazo, por ejemplo. Sobre todo por la menor liquidez.

En relación a la Tesorería Directa, existen varias alternativas. Para aquellos que buscan acumular su reserva de emergencia, los bonos de tasa flotante pueden ser más adecuados. Como no hay mucha exposición al valor de mercado, el inversor puede canjear cuando quiera sin riesgo de pérdida.

Otro factor que puede ayudar en la elección es hacer proyecciones de rentabilidad. Como has visto, LCI está exenta del Impuesto sobre la Renta. Sin embargo, esto no garantiza que sea un valor que rinda más que las aplicaciones del Tesoro. Compare las ganancias netas para estar más seguro.

Como hemos visto, independientemente de la elección (LCI o Treasure Direct), los inversores pueden encontrar ventajas en ambos. Por lo tanto, vale la pena evaluar el funcionamiento de cada alternativa para hacer la elección más alineada con los objetivos.

¿Quieres aprovechar las oportunidades del mercado para realizar tus inversiones? Abre tu cuenta en ¡estupendo!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a LCI o Treasury Direct: ¿Cuál es la mejor opción para invertir? puedes visitar la categoría Finanzas.

🔥 También te puede interesar:

Subir