Freelancers: cómo proteger tu propiedad intelectual

➕ En este artículo aprenderás:

Como trabajador autónomo, es importante informarse sobre la propiedad intelectual para que pueda protegerse a sí mismo y a su trabajo. Los trabajadores autónomos con experiencia le dirán que se trata de cuándo (no si) un cliente infringirá sus derechos de propiedad intelectual. Al educarse a sí mismo, sabrá qué hacer cuando suceda.

En este artículo, nos enfocamos en proteger sus derechos de propiedad cuando trabaja con clientes. Aprenderá sobre la propiedad intelectual en la industria del trabajo independiente, los pasos para evitar la infracción de los derechos de autor y las acciones correctas a tomar cuando ocurra.

Documentos relacionados: Acuerdo de contratista independiente y Acuerdo de servicio

¿Qué es la Propiedad Intelectual?

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual es un foro mundial de información sobre propiedad intelectual. La OMPI define la propiedad intelectual como “creaciones de la mente, como las invenciones; obras literarias y artísticas; dibujos; y símbolos, nombres e imágenes utilizados en el comercio.

La propiedad intelectual puede ser protegida por:

  • Marcas: derechos de una empresa sobre los signos que identifican su marca
  • Patentes: derechos exclusivos de un inventor sobre sus invenciones
  • Copyright: derechos del creador sobre sus obras artísticas o literarias

Los autónomos se preocupan principalmente por los derechos de autor porque normalmente trabajan en campos creativos, como el diseño gráfico, la escritura y el desarrollo web o de software.

Según la ley de derechos de autor, eres el propietario de los derechos de tus creaciones. A menudo, un cliente querrá la propiedad total de su trabajo, pero tenga en cuenta que ceder los derechos exclusivos a su cliente significa renunciar a cualquier beneficio futuro. Por eso es importante conocer sus opciones y tomar medidas para proteger su trabajo.

Tomar medidas preventivas

Como se mencionó anteriormente, la ley de derechos de autor otorga al creador la propiedad de sus creaciones, aunque existen algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, los derechos sobre las “obras hechas por encargo” pertenecen al cliente.

En los Estados Unidos, su creación puede considerarse una “obra hecha por encargo” si la produce como parte de su empleo. Su creación también puede clasificarse como tal si se incluye en una categoría específica, como una contribución a una obra colectiva o un texto educativo. Un ejemplo común de un acuerdo de dinero por trabajo es la escritura fantasma, en la que produce un escrito, como un libro, que se publicará con el nombre de su cliente.

Si un cliente quiere que firme un contrato de trabajo por pago, primero confirme que su trabajo se encuentra dentro de una de las categorías específicas. De lo contrario, no es un trabajo por contrato y puede intentar negociar las tarifas de licencia con su cliente.

Por supuesto, hay ocasiones en las que es perfectamente aceptable ceder todos los derechos de tu trabajo. Por ejemplo, si le pagan lo suficiente, está buscando ganar experiencia o está trabajando para una organización benéfica. Solo asegúrese de que su acuerdo establezca explícitamente que renuncia a todos los derechos sobre su trabajo.

Fuera de los acuerdos de dinero por trabajo, la mejor manera de proteger su propiedad intelectual es crear un contrato que defina los términos de uso. El acuerdo escrito actúa como prueba de propiedad si un cliente infringe sus derechos de autor.

Si su contrato establece que conservará los derechos de autor de su propiedad intelectual, considere otorgarle a su cliente el derecho de usar cualquier imagen digital (para fines personales o comerciales) con la Licencia de imagen digital.

Documentos relacionados: Acuerdo de contratista independiente, Acuerdo de servicio y Licencia de imagen digital

Qué incluir en tu contrato

Dependiendo de su situación, es posible que desee otorgar derechos mínimos a su cliente, ya que esto hace que sea más difícil para ellos robar su propiedad intelectual. En algunas situaciones, es posible que las empresas esperen que presente un trabajo sin contrato. Si se encuentra en esta situación, revise detenidamente los requisitos de envío de la empresa para ver si reclamarán la propiedad total o parcial de su trabajo.

Algunas preguntas que debe hacerse al estructurar sus derechos de propiedad en su contrato pueden incluir:

  • ¿Quiere vender su propiedad intelectual directamente o permitir que su cliente la use por un período de tiempo específico?
  • Si está otorgando licencias de derechos limitados, ¿está otorgando derechos de serie (derechos a la primera publicación en una región geográfica)?
  • ¿Otorgan derechos de reimpresión o solo derechos de publicación por única vez?
  • Si está vendiendo todos los derechos de su trabajo, ¿pasan a su cliente tan pronto como envíe su trabajo terminado, o solo después de que le hayan pagado?
  • Si otorga la licencia de los derechos, ¿cuándo volverá a usted la propiedad?
  • ¿A qué archivos tendrá derechos su cliente, a todos los archivos de trabajo o solo a las versiones finales?
  • ¿Tiene permitido exhibir su trabajo en un portafolio?

Como puede ver, hay muchas cosas en las que pensar al escribir un contrato con un cliente. Si su cliente le da un contrato escrito previamente, asegúrese de leerlo cuidadosamente. No tenga miedo de hacer preguntas y discutir términos con los que no se sienta cómodo. Algunos clientes pueden incluso estar abiertos a negociaciones de contratos.

Además de crear un contrato blindado, existen otros pasos que puede tomar para evitar el robo de propiedad intelectual. Aquí hay algunos consejos adicionales:

  • Encuentra la empresa con la que trabajas: Si tienen un historial de robo de IP, es probable que uno de sus colegas haya escrito al respecto.
  • Solicite un acuerdo de confidencialidad: Si un cliente potencial quiere discutir ideas o estrategias o necesita muestras de trabajo antes de formalizar un contrato, puede solicitar un NDA simple para garantizar la confidencialidad de sus ideas y trabajo. También puede marcar cualquier cosa que les envíe como confidencial, con una nota en el correo electrónico, en la parte superior del diseño o en el encabezado de sus archivos.
  • Usar marca de agua: Si un cliente necesita muestras de trabajo antes de firmar un contrato o solicita borradores, proteja su trabajo usando una marca de agua, cargando solo fragmentos o invirtiendo las líneas de su código.

Documentos relacionados: Acuerdo de no divulgación

Qué hacer si le roban su propiedad intelectual

Como propietario de los derechos de autor, tiene derecho a producir y vender copias y trabajos derivados, exhibir públicamente su trabajo y vender o licenciar sus derechos a otros. Si se violan estos derechos, usted tiene el derecho y la responsabilidad de tomar medidas.

Si ha sido independiente el tiempo suficiente, es casi inevitable que alguien robe su propiedad intelectual. Desde usar diseños sin su permiso hasta plagiar su contenido web, hay muchas maneras de robar propiedad intelectual. Usar o exhibir su trabajo sin pagarle también viola su derecho a vender sus creaciones.

Es mejor asumir que es un simple malentendido y empeorarlo poco a poco. A veces, simplemente mostrarle a su cliente que sabe sobre la violación puede ponerle fin. Comience llamando o enviando un correo electrónico a su cliente. Hágales saber que violaron los términos de su contrato e infringieron sus derechos de autor. Pídeles cortésmente que rectifiquen la situación o te compensen de manera justa.

Si eso no funciona, envíe una carta u otro correo electrónico y adjunte una copia de su contrato firmado para recordarles lo que acordaron.

Como último recurso, puede enviar una carta de cese y desistimiento para exigir que la infracción de derechos de autor cese de inmediato. Su carta de cese y desistimiento debe brindar detalles específicos sobre el robo, proporcionar un cronograma para retirar el material e incluir un aviso de acción adicional si el material no se retira. Si todo va bien, la amenaza de acciones legales alentará a su cliente a corregir su error.

Si eso no funciona, podría ser el momento de investigar otras opciones o contactar a un abogado.

conoce tus derechos

Trabajando por su cuenta como autónomo, tiene la responsabilidad de aprender sobre la propiedad intelectual y cómo negociar los derechos con un cliente. Habrá personas que intentarán aprovecharse de usted, pero puede evitar la infracción de los derechos de autor informándose y manteniéndose proactivo.

0/5 (0 Reviews)

🔥 También te puede interesar:

Subir

En modelosydeclaraciones.com usamos cookies para asegurarte una mayor experiencia de navegación. +Info