Fideicomiso en vida revocable vs. Último deseo

➕ En este artículo aprenderás:

Un fideicomiso en vida revocable y una última voluntad y testamento brindan instrucciones para distribuir sus bienes después de la muerte. Sin embargo, los dos documentos difieren en su creación y ejecución.

La planificación de su patrimonio y los arreglos para el final de su vida es una experiencia única para todos. Hay muchas formas de combinar documentos para garantizar que la gestión y distribución de su patrimonio corresponda a sus deseos.

Cada documento de planificación patrimonial tiene un propósito específico. Aproveche esta oportunidad para comparar formularios y contratos similares para ver cómo se adaptan mejor a sus necesidades.

¿En qué se parecen los fideicomisos en vida revocables y las últimas voluntades?

El fideicomiso en vida revocable es un documento legal que crea un fideicomitente (el dueño de un patrimonio) para transferir patrimonio o proteger activos. En cualquier momento de su vida, el fideicomitente puede revocar o modificar su fideicomiso en vida.

Con un fideicomiso en vida, el fideicomitente designa a un fideicomisario para controlar y administrar sus activos. Un fiduciario es una persona, o grupo de personas, que posee el título de propiedad o activos en beneficio de otra persona (el beneficiario). El fideicomisario ejecuta la herencia y las instrucciones de distribución de acuerdo con los últimos deseos del fideicomitente.

Muchas personas crean fideicomisos en vida y se nombran a sí mismos y a sus cónyuges como fideicomisarios. En este caso, usted tiene control total sobre sus activos y fideicomisos mientras esté vivo. Es la misma situación con una última voluntad, donde controlas tu propiedad hasta que mueres.

Algunas personas también nombran administradores sucesores que intervienen si algo le sucede al administrador principal. Por ejemplo, el fideicomisario principal puede volverse incapaz o no querer o no poder actuar. Tener un sucesor es una buena idea si no tiene un cofideicomisario.

Las últimas voluntades y testamentos describen cómo distribuir sus activos a personas o instituciones específicas (como organizaciones benéficas) después de su muerte. El probador puede revocar o modificar este documento en cualquier momento de su vida.

En un testamento, el testador nombra beneficiarios de sus bienes y un albacea para llevar a cabo sus últimas voluntades. Puede nombrar a un pariente o no pariente, como su banquero, como su albacea.

Lee mas: Cómo afecta la bancarrota a las herencias y los planes patrimoniales

¿Cuál es la diferencia entre un fideicomiso en vida y una última voluntad?

La principal diferencia entre estos documentos es que el fideicomiso en vida no necesita pasar por una sucesión para ser ejecutado.

prueba Es el proceso legal en el cual un tribunal determina la validez de una última voluntad. Si alguien muere intestado, sin dejar un último testamento, su patrimonio aún está sujeto al proceso de sucesión. En este caso, el tribunal designa a un representante para que actúe como albacea y divide la herencia de acuerdo con la ley estatal.

Una de las principales ventajas de tener un fideicomiso en vida revocable es que se salta el proceso de sucesión debido a la naturaleza del documento como contrato privado. Evitar la sucesión reduce el tiempo y el gasto de distribuir sus bienes a sus beneficiarios en un último testamento.

Las personas suelen utilizar fideicomisos para proteger activos con un alto valor monetario. Estos activos pueden incluir bienes raíces, intereses comerciales, acciones, bonos o bienes personales valiosos, como antigüedades y joyas. Es raro colocar bienes de menor valor o bienes que requieren seguro (como un automóvil) en fideicomisos en vida. Por otro lado, las personas pueden incluir todos sus bienes y haberes en su última voluntad, independientemente de su valor.

Los trámites y documentos necesarios para la validez de un fideicomiso complican la distribución de bienes. En comparación, la distribución del patrimonio con un testamento ocurre fácilmente una vez que los tribunales de sucesiones han validado el testamento.

Después de completar su documento de fideicomiso en vida, debe transferir la propiedad de los activos y la propiedad a su fideicomiso. Por ejemplo, transfiere la propiedad de bienes inmuebles al fideicomiso mediante un documento como una escritura de renuncia. Si usted es el fideicomisario y fideicomisario, transfiera la propiedad de Morgan Smith (usted) a Morgan Smith, fideicomisario del Morgan Smith Living Trust.

La idea del Fideicomiso en Vida es asegurar sus bienes y controlar sus posesiones, lo que también puede hacer en última voluntad. Sin embargo, los fideicomisos son más adecuados para personas con patrimonios complejos y activos de alto valor.

Lee mas: ¿Cómo funcionarán juntos un fideicomiso en vida y un derrame?

¿Puedo mantener la privacidad de mis planes patrimoniales?

Si crea un último testamento, su patrimonio planea convertirse en parte de los registros públicos de la corte. En comparación, los fideicomisos en vida revocables siguen siendo completamente privados porque puede completar cada fase del contrato (creación, transferencia de propiedad y herencia de propiedad) sin presentar una solicitud ante el tribunal de sucesiones.

Cree un fideicomiso en vida hoy

Evite el proceso de sucesión pública y distribuya los activos más rápido

¿Necesito un testamento, un fideicomiso en vida o ambos?

Hay beneficios para ambos documentos, así que considere su situación cuidadosamente para determinar si un fideicomiso en vida o un testamento es mejor para usted.

Los fideicomisos en vida tienden a funcionar mejor para las personas con patrimonios complicados, como los dueños de negocios que pasan su negocio a sus hijos u otros beneficiarios. Los fideicomisos también tienen la reputación de ser relativamente rápidos de ejecutar porque omiten la sucesión.

Pero los fideicomisos en vida solo se enfocan en distribuir sus activos, no en otros aspectos de su planificación para el final de su vida. Todavía necesita un testamento para nombrar tutores para niños menores, por ejemplo. Un último testamento funciona para los activos que puede haber dejado fuera de su fideicomiso en vida, como su automóvil.

En última instancia, es su patrimonio y su elección de cómo desea planificarlo. Póngase en contacto con su abogado para obtener asesoramiento si no está seguro de cómo administrar su patrimonio.

Complete sus planes patrimoniales con una última voluntad y testamento

0/5 (0 Reviews)

🔥 También te puede interesar:

Subir

En modelosydeclaraciones.com usamos cookies para asegurarte una mayor experiencia de navegación. +Info