¿Cuánto le cuesta un empleado a su empresa? ¡Haz las matematicas!

✔️ En este artículo aprenderás:

La contratación de un empleado es una decisión que involucra varios factores y situaciones. Desde la simple y objetiva reposición de un puesto vacante, hasta la apertura de nuevos puestos y funciones a medida que crece la empresa. Sin embargo, en todas las variables hay un aspecto que no se debe descuidar, y es el aspecto estratégico. Esto significa que toda contratación debe ser una decisión estratégica y esto implica siempre analizar el costo de la inversión. Pero, ¿sabes cuánto cuesta un empleado para tu empresa?

Conocer esta respuesta puede ser la clave para garantizar que cada contratación se realice en el momento adecuado, representando la inversión correcta. Después de todo, todos sabemos que la contratación siempre representa un impacto financiero para la empresa. Y esto va mucho más allá del monto de la remuneración acordada con el empleado.

Por eso, saber calcular el valor real de invertir en nuevos empleados es tan importante para la estrategia corporativa y la gestión financiera.

¿Quieres saber cómo hacer este cálculo? Así que sigue leyendo este artículo y te lo explicaremos en todas sus variantes.

https://www.conube.com.br/trocar-contador?utm_source=blog&utm_medium=cta&utm_campaign=site-trocar-contador-v2

¿Cómo sé cuánto cuesta un empleado?

Para entender por qué un empleado cuesta mucho más que el simple monto de su salario, debemos recordar que en Brasil existe la CLT (Consolidación de las Leyes Laborales). Son las leyes contenidas en la CLT las que regularán todas las relaciones laborales y esto incluye una serie de obligaciones e impuestos relacionados con la contratación de una persona.

marcos diferentes

Para calcular con precisión el valor real de cada empleado de una empresa, primero es necesario definir a qué régimen fiscal pertenece la empresa. De hecho, para cada dieta, hay diferentes cargos a tener en cuenta.

Los principales regímenes fiscales bajo los cuales se encuentran la mayoría de las empresas son:

  • Simples Nacional (excepto el anexo IV);
  • Nacional de Solteros (Anexo IV);
  • Beneficio supuesto o beneficio real.

En todos estos planes, hay tres categorías de costos diferentes para contratar a un empleado:

  • Costos directos, que son aquellos que se pagan directamente a cada empleado, tales como salario, comisiones, beneficios de la empresa, etc. ;
  • Costos del gobierno, que son tarifas legalmente requeridas que deben cobrarse o acumularse;
  • Gastos con ventajas específicas, que son ventajas garantizadas por convenios colectivos y sindicales, que varían según la categoría profesional en la que esté inscrito cada trabajador.

Cómo calcular cuánto cuesta un empleado

A continuación, explicaremos los cálculos necesarios para saber cuánto cuesta un empleado en los tres regímenes fiscales. Como ejemplo, consideraremos un salario en el valor de R$ 1.000,00 (mil reales).

Aprende a calcular cuánto cuesta un empleado

Empresas clasificadas como Simple Nacional (Excepto Anexo IV)

Para las empresas que optaron por el Simple Nacional, aquí están los cargos que recaerían sobre cada contratación cuyo salario fuera de R$ 1.000,00:

– FGTS: R$ 80,00 (8%)

– Vacaciones: BRL 1.000,00 (valor anual)

– 1/3 en vacaciones: R$ 333,33 (valor anual)

– 13º salario: R$ 1.000,00 (valor anual)

– FGTS anual: BRL 186,67 (8%)

– Vales de alimentación (el valor puede depender de la categoría profesional): BRL 10,00 por día = BRL 220,00 (mensual)

– Vale de transporte: R$ 8,00 por día (R$ 176,00 por mes).

– Prestación mensual (que incluye vacaciones, 1/3 de vacaciones, 13 y 8% del FGTS anual) dividida por 12 meses: R$ 210,00

Bruto total: BRL1,686.00

En esta etapa, el cálculo no debe tener en cuenta lo que aporta el empleado. Entonces:

– 8% INSS (en este caso, R$ 80,00 a descontar de la nómina): R$ 80,00

– 6% del salario (referido a la parte del bono de transporte pagada por el empleado, deducida de la nómina): R$ 60,00.

Total con descuentos: 1.546,00 BRL.

Esto significa que un empleado contratado con un salario de R$ 1.000,00 le cuesta efectivamente a la empresa R$ 1.546,00. En términos porcentuales se puede decir que, bajo este régimen tributario, cada trabajador tiene un costo adicional del 54,6% sobre el salario que percibe.

Empresas clasificadas en Simples Nacional (Anexo IV)

Para las empresas del Anexo IV del Simples Nacional, el principal cambio radica en el porcentaje actualizado del INSS, que pasa del 8% al 20%, y en la consideración de la tasa RAT - nueva denominación del SAT (Seguro de Accidentes de Trabajo) - , que puede variar del 1% al 3% según el tipo de empresa.

Así, todos los elementos anteriores se mantienen en el cálculo, cambiando solo el INSS (que, siendo 20% de R$ 1.000,00, se convierte en R$ 200,00) y sumando la tasa RAT sobre el salario (digamos que es 2%): BRL 20,00 .

Así, tendremos un total de R$ 1.762,00. O 76.2% costo adicional sobre salario.

Empresas clasificadas en Ganancia asumida o Ganancia real

En este último caso, el cálculo sigue los mismos elementos que en el Simples Nacional (Anexo IV). Solo se agrega la tarifa de terceros que financia las redes sociales SENAI, SESI y SESC.

Para empresas de ganancia presunta o ganancia real, es una tasa cuyo valor varía para cada tipo de empresa.

La importancia de la planificación

A la vista de estas cifras, es evidente que, sea cual sea el régimen fiscal, un empleado representa un coste elevado para la empresa. Por lo tanto, es muy importante que siempre exista una planificación bien diseñada de contratación y un control financiero efectivo de los costos.

Por otro lado, la evaluación de estos costos en una planificación estratégica y desde una perspectiva de productividad puede tomar diferentes ángulos. Después de todo, no se trata solo de cuánto le cuesta un empleado a la empresa, sino también de los resultados que aporta. Desde esta perspectiva, considerando atributos como el desempeño, el valor agregado, la productividad y los resultados estratégicos, este costo total puede ser mucho menor que lo que entrega el empleado.

Por lo tanto, saber cuánto cuesta un empleado es solo un primer paso en la evaluación de nuevas contrataciones. O incluso una posible reducción de personal. Sin embargo, este es el paso más importante. De hecho, establece criterios muy objetivos para evaluar los costes de una empresa o incluso de un servicio. En otras palabras, es una herramienta de gestión fundamental e imprescindible para cualquier persona que quiera tener el control de una operación, independientemente de su tamaño.

Entonces, ¿entiendes cuánto cuesta un empleado para tu negocio? ¡Deja tus comentarios!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuánto le cuesta un empleado a su empresa? ¡Haz las matematicas! puedes visitar la categoría Finanzas.

🔥 También te puede interesar:

Subir