Con Dios todo es posible

➕ En este artículo aprenderás:

“Pero Jesús los miró y les dijo: Para los hombres es imposible, pero para Dios todo es posible.” – Mateo 19:26

En una ocasión en la Biblia un líder joven rico Jesús con una pregunta muy seria. El hombre le preguntó a Jesús qué debía hacer para heredar la vida eterna. Después de un breve intercambio de ida y vuelta, Jesús tenía esta respuesta final para él:

“Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven sígueme. (Mateo 19:21)

con Dios todo es posibleEs fácil malinterpretar lo que Jesús le estaba diciendo al joven. No estaba diciendo que tener una propiedad es malo. Tampoco dijo que una persona puede comprar su entrada al cielo. Esto solo se puede hacer a través de fe en Jesucristo solamente.

Tampoco estaba diciendo que todos tuviéramos que renunciar a nuestras riquezas para entrar al cielo. Y ciertamente no estaba diciendo que Dios favorece a los pobres sobre los ricos. Dios considera a todas las personas con el mismo valor, independientemente de su situación financiera.

Entonces, ¿qué estaba pasando aquí? Esencialmente, Jesús sabía algo acerca de este hombre en particular. Era algo que le impedía seguir a Jesús y heredar la vida eterna. La reacción del hombre a la última instrucción de Jesús revela exactamente lo que era.

ama demasiado la riqueza

Jesús le había dicho al joven lo que tenía que hacer para tener un tesoro en el cielo. Las instrucciones llegaron en tres pasos:

  1. Vende tus bienes.
  2. Dar a los pobres.
  3. Sígame [Jesus].

Sabemos que el hombre probablemente admiraba a Jesús. De lo contrario, no le habría hecho a Jesús una pregunta tan importante. Solo el paso #3 [following Jesus] probablemente no era el problema. El hombre probablemente estaba listo para hacerlo.

Lo más probable es que también hubiera estado de acuerdo con el paso 2. [giving to the poor]. Sabe que era rico, por lo que tiene sentido que hubiera estado dispuesto a dar a los pobres si Jesús se lo hubiera pedido.

Pero Jesús sabía que el problema para este hombre era el paso #1. Y la reacción del hombre cuando Jesús le dijo qué hacer lo dice todo. Se le dice al hombre:

"...se fue triste porque tenía muchas posesiones". – Mateo 19:22

La riqueza del hombre le impedía tener una relación con Dios. Estaba demasiado apegado a sus pertenencias como para entregarlas, dárselas a alguien que las necesitara y trazar un nuevo rumbo para su vida. Extrañaba mucho.

Contenido relacionado: Adjunto: El asesino que da

Qué tristeza. Pero qué común.

Con Dios todo es posible

Jesús usó la reacción del hombre como punto de partida para una lección más profunda. Entonces, mientras el hombre se alejaba, Jesús se volvió hacia sus discípulos y dijo:

De cierto os digo que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos. Y os repito, más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de los cielos. de Dios (Mateo 19:23-24)

Qué visual tan poderoso. Si Jesús se está refiriendo a un camello real y una aguja o simplemente a un símbolo, es irrelevante. El punto es claro. Los ricos tienen desafíos con su riqueza.

Contenido relacionado: Más dinero, más problemas: los 10 desafíos de los ricos

La riqueza sirve como una barrera que apaga el entusiasmo por una relación con Dios y, por lo tanto, se convierte en un obstáculo mayor cuanto más se posee.

Pero ¿por qué es esto? ¿Por qué el dinero impide que una persona conozca a Dios en primer lugar? Puedo pensar en varias razones en un orden particular:

  1. Es una cuestión de confianza. Preferimos poner nuestra fe en un bien tangible que en un Dios invisible.
  1. Nos encantan nuestras propiedades y la comodidad que brindan. Es difícil imaginar encontrar más consuelo en otra cosa.
  1. El dinero trae seguridad. ¿Por qué deberíamos recurrir a otro por seguridad si ya la tienes?
  1. El dinero da libertad. Una relación con Dios podría complicar esta libertad porque nos vemos obligados a “renunciar” a ciertas cosas.

La pregunta guía de los discípulos

Los discípulos de Jesús quedaron muy sorprendidos por esta interacción. Para su crédito, reconocieron la seriedad de la declaración de Jesús. Sólo les preocupaba una pregunta y tuvieron la osadía de hacerla.

Ellos le dijeron:

“¿Quién, pues, podrá salvarse? – Mateo 19:25

Esta es una pregunta poderosa dada la teología de la época. Todos pensaban que los ricos habían sido bendecidos por Dios de alguna manera. Habían realizado buenas obras, seguido la enseñanza de la ley del Antiguo Testamento y así fueron recompensados.

Entonces, si aquellos que habían sido bendecidos por Dios (es decir, los ricos) no podían entrar al cielo, ¿quién podría? Ciertamente no los pecadores, los pobres y otros excluidos de la sociedad.

Este es probablemente el lugar donde Jesús quería ir todo el tiempo. Siempre tuvo un camino por el que quería llevar a la gente en estas discusiones. Fue un momento de aprendizaje increíble para los discípulos y todos los que escuchaban cerca.

Jesús respondió a la pregunta de los discípulos pronunciando una de sus declaraciones más famosas:

“Con los hombres es imposible, pero con Dios todo es posible.(Mateo 19:26)

La salvación de los ricos es posible. La salvación de los pobres es posible. Incluso la salvación de los parias y pecadores es posible. Y todo está sobre los hombros de Dios.

Contenido relacionado: Cómo convertirse en cristiano y seguir a Jesús [off site at Read the Bible In a Year.com]

Cual es su problema ?

El problema del joven gobernante rico era su dinero. Le impedía tener una relación con Dios, por lo que Jesús lo desafió a renunciar a ella. El punto básico de Jesús fue: "¿Estás listo para amar a Dios más que a tu dinero?"

Como hemos visto, la respuesta del hombre fue "No".

Tal vez para ti no es dinero. Es algo más lo que te impide conocer a Dios. Si reflexionas honestamente sobre tu vida, no te llevará mucho tiempo darte cuenta de esto.

Cuando lo hagas, dáselo a Dios, deja que Él tenga todo tu corazón. Él quiere ser la prioridad número 1 en tu vida. Quiere que lo sigas.

Si lo dejas, entonces serás más bendecido de lo que puedas imaginar.

Deja un comentario o responde una pregunta a continuación: ¿Puedes pensar en otras razones por las que el dinero podría ser un obstáculo para que las personas lleguen a conocer a Dios? ¿Hubo un momento en que pusiste algo más por encima de tu relación con Dios? ¿Qué le hubieras dicho al hombre rico si hubieras estado parado cerca? ¿Crees que con Dios todo es posible?

0/5 (0 Reviews)

🔥 También te puede interesar:

Subir

En modelosydeclaraciones.com usamos cookies para asegurarte una mayor experiencia de navegación. +Info